Nuestro Proyecto

Proyecto educativo

formacion-humanaEl tiempo libre de los hijos ocupa una gran parte de su tiempo total. Además, mientras que las circunstancias familiares y escolares vienen impuestas, es en el tiempo libre donde aprenden a usar su libertad y, por tanto, a definir su personalidad.

Moraleda, a través de cada una de sus actividades, supone una ayuda a los padres en la formación de sus hijos durante ese tiempo, procurando el desarrollo total de la persona, según una concepción cristiana del hombre. Se ayuda a cada chico a ilusionarse por actividades amenas e interesantes que fomenten su madurez en todos los campos: familiar-afectivo, moral, cultural, social y profesional.

El Club Moraleda y el Opus Dei

sanjosemariaMoraleda es una iniciativa civil, sin ánimo de lucro, abierta a toda la sociedad. La Junta Directiva -integrada por un grupo de padres del Club- ha confiado la responsabilidad de la orientación cristiana a la Prelatura del Opus Dei, una institución de la Iglesia Católica fundada por San Josemaría Escrivá de Balaguer. El espíritu del Opus Dei se manifiesta en el Club en multitud de detalles: la seriedad y exigencia en el estudio, el afán de convivir en libertad, la solidaridad y el servicio a los demás, el orden, el optimismo, etc.; pero no se implica en los aspectos organizativos.

Formación humana

A lo largo del año se ofrece a los socios un curso sobre las principales virtudes humanas en breves y prácticas sesiones impartidas por los preceptores. En ellas se procura inculcar a los chicos los valores de la honradez, la laboriosidad, la amistad, la generosidad, la reciedumbre, etc.

Formación humana

Cada socio tiene la posibilidad de conversar periódicamente con su preceptor con el fin de adaptar y personalizar la formación que imparte en el Club. En coordinación con los padres, el preceptor estimula y aconseja a cada chico.

En esta formación, tiene un papel importante la solidaridad. Ya desde el principio se inculca en los socios, un sentimiento positivo hacia los más necesitados, con pequeños detalles, como por ejemplo la representación en Navidad de un festival para los ancianos de un asilo. Los mayores colaboran activamente, sin descuidar sus obligaciones académicas, visitando familias desfavorecidas de la ciudad.

Formación intelectual

El principal objetivo de cada uno de los preceptores de Moraleda es lograr el máximo rendimiento académico de cada socio. Por eso se organiza el Estudio Dirigido, programa de asistencia a los estudiantes para ayudarles en el desarrollo pleno de sus capacidades.

Para facilitar un ambiente de trabajo adecuado, Moraleda cuenta con dos salas de estudio. Los preceptores que atienden la actividad son estudiantes de distintas carreras universitarias o jóvenes profesionales.
 
También son habituales las actividades culturales -visitas a museos, parques temáticos, tertulias, etc.- que educan la sensibilidad de cada chico, aumentan su bagaje cultural y les ayudan a desarrollar su capacidad creativa…